martes, 23 de mayo de 2017

Pintando... Warhammer Quest (IV) Knight Questor, Darkoath Chieftain, Fireslayer doomseeker

Bueno, lo prometido es deuda y hoy vuelvo con algunos de los héroes del juego Silver Tower (no todos, que hay que dejar algo para próximas entradas). El primero es el Knight-Questor (vaya nombrecito) pintado con los colores de los Yunques de Heldenhammer (más o menos). El color negro es un tanto desagradecido si quieres darle un poquillo de lustre, pero no quedó mal después de todo...


El siguiente es el Darkoath chieftain, un bárbaro ochentero aficionado al heavy metal que se adentra en la torre por motivos propios, seguramente conseguir una entrada para el próximo concierto de los Manowar. Como viejuno que soy, tengo debilidad por esta miniatura y pintarla me ha traído gratos recuerdos de cuando tenía más pelo y menos pancilla... 


Y para acabar la entrada, el fireslayer doomseeker (matador buscamuertes de toda la vida de Sigmar), que a mucha gente no le gusta porque según ellos no se parece a un matador... ¿ein? Yo sin embargo, le veo un parecido  más que razonable, y como no hay juego de mazmorreo que se precie que no traiga un enanillo jugable, pues me alegro que al menos tenga esta calidad (aunque en el juego no sea de los mejores, dicho sea todo). 


Y como se hace tarde, a ver  si mañana o pasado sigo con los que quedan. Buenas noches, me retiro a mi retirozzzzzzzZZZZZZ....

... no más, no quiero pintar más, nooooo...

miércoles, 17 de mayo de 2017

Pintando... Warhammer Quest (III) Gaunt Summoner y familiares, Ogroid Thaumaturge y Skaven Deathrunner.

¡Hola! Siguiendo el repaso a la Silver Torbe Torre de Plata, después de los horrores de todos los colores, hoy le toca el turno a los grandes villanos del juego. Como gran anfitrión, el Gaunt Summoner (supongo que el primo demoniaco del famoso comisario del 40k) y sus pequeños familiares se dedican a fastidiar la vida de los héroes durante el transcurso del juego, y también, como no, al final del mismo. De hecho, en la última misión acaba uno del Summoner hasta los gaunt, pero bueno...  
El caso es que no termino de verle el parecido...

Pero la verdad es que la miniatura es una pasada, y tiene mucho carisma. Aunque ya había salido su versión en disco cuando se publicó la caja, para mi gusto la pose de esta es casi mejor, y encaja perfectamente en su papel. Los familiares son muy simpáticos y merecen la pena también, aunque el hecho de que vengan duplicados en la matriz no se aprovecha en el juego. Pero a quién no le mola tener unos cuantos demonios menores para decorar aquí y allá...


Pero como no sólo de Summoners viven los habitantes de la torre, aquí tenemos al Ogroid Thaumaturge y al Skaven Deathrunner.... o quizás debiese decir a LOS Skaven Deathrunners. El primero en el juego es un dolor de muelas, pero al menos se puede controlar... pero a los segundos, como elijan de objetivo al que no quieres, pueden ser un auténtico peligro y difíciles de controlar. Las miniaturas son muy buenas, sobre todo el taumaturgo, y junto con el Summoner, le dan empaque y tronío al juego. También han salido posteriormente por separado, pero en el juego resultan más económicos... si te interesa el resto del contenido, claro está.


Y ya está bien por hoy. En la próxima entrada, presentaremos a los héroes de la caja, que ya va siendo hora. Hasta entonces... ¡warpinpalicos saludos!

lunes, 8 de mayo de 2017

La Cruzada WarPinPalera (XIV): Bonus Track

Saludos hermanos cruzados:

Hace tiempo que ya publique la entrada final de mi escalada de Templarios Negros, pero hace unas semanas me encontré con un muñeco clásico y unas cuantas piezas, y me dije, vamos a pintarlos. Nunca se cierra un proyecto totalmente. Nunca.

  • Tecnomarine de los Templarios Negros. Hecho a partir del torso del tecnoadepto de los Ángeles Sangrientos y una mochila de MaxMini, más una pieza de aquí y otra de allá.





  • Castellano Draco. Miniatura añeja. Durante un tiempo se regalo con la suscripción a la revista White Dwarf (anteriormente conocida como White Dwarf).





Pues hasta aquí la cruzada.

sábado, 29 de abril de 2017

Pintando Hermanas del Shhhh...

¡Buenas gentecilla!,


En esta ocasión he pintado las hermanas del silencio inspirándome en los coloridos atuendos de las Sailor Moon, sí, esa serie de los noventa. En un principio pensé en pintarlas como el arcoiris (con un toque Rainbow Brite, serie aún más antigua), cada una de un color..., pero las caras de espanto y terror me disuadieron.

Algunos pensaron que sería algo así...

 No obstante, seguí adelante con la idea de las guerreros que luchan por la verdad y la justicia.

A cada mini la he querido personalizar los más que he podido con el personaje de la serie al que representan, al menos las cinco que he terminado. Cuatro de ellas tienen la armadura de color cobrizo y una de color plata, para poder diferenciar mejor a la boss. La peana está inspirada en el suelo lunar, lo que supe después es que fue un  hecho fantástico-histórico de la Batalla de PowPunchScrank que tuvo lugar en la Luna, y que ésta es el hogar de las susodichas.

Guerrero Mercurio

He usado sombras azules para la armadura, el tatuaje representa las corrientes de viento del ano y algún blanco para simular el vapor en el lanzallamas.





 Guerrero Venus

A la capa le hice un experimento que funcionó (a mí me gusta), le eché tinta azul diluida. La cadena del tatuaje para intentar representar el arma que usa en los dibujicos, que tuvo interpretaciones de todo tipo.





  Guerrero Marte


 La idea era hacer la espada llameante e intenté, con extraños resultados, imitar la piel y la armadura iluminadas por la luz. En las pieles a las zonas más oscuras le eché tinta verde Anthonian, por el contraste.




Guerrero Júpiter

Como ya tenía algunas nociones de vetillas, hice la espada como si estuviera cargada de electricidad, rayos y centellas.






 Guerrero Luna

Usé tonos plateados en la armadura para diferenciarla de las demás. En el hombro tiene uno de los broches-random que usa en la serie para transformarse.





Para terminar algunas fotillos más desenfocadas de grupo:





¡Pasad buen puente!